TIENDA POP-UP FÍGITAL DE ZARA

Una mezcla cada vez mayor entre digital y físico ya era una realidad en la sociedad pre-covid19. En 2018, el precursor Zara lanzó una tienda pop-up figital que dejó claro cómo podría ser el futuro.
El confinamiento y las reglas de distanciamiento social han cambiado la forma en que se comportan los clientes. Por ejemplo, durante abril de 2020, Zara vio un aumento de 95 % YOY en la venta online!
Los minoristas entendieron que online es una necesidad y que la tienda física tiene que apoyar aún más el aumento de las ventas generadas en línea.

Zara como precursora

En 2018, Zara lanzó una tienda pop-up en Westfield Stratford, Reino Unido. Fue la primera tienda diseñada principalmente para hacer pedidos y recogerlos.
La pop-up podría ser un concepto del contexto actual, ya que facilita el flujo, reduce el tiempo en la tienda y el contacto entre los clientes y el personal.

FORERUNNER ZARA PHYGITAL POP-UP

//La pop-up

La tienda pop-up fígital de Zara tenía casi 200 metros cuadrados y ofrecía una selección de prendas para mujeres y hombres- para su compra online directamente en la tienda. El personal de la tienda asistía con dispositivos móviles y los pedidos se podían recibir el mismo día o el día siguiente, también se tramitaban las devoluciones e intercambios aquí. Y los pagos fueron a través de un innovador sistema de terminal de tarjetas operado a través de bluetooth.
Entre otras innovaciones, esta tienda pop-up tenía:

  • sistema de recomendación de productos basado en pantallas de información incrustadas en espejos;
  • Tecnología de identificación de frecuencias de radio (RFID), por lo que el sistema presenta, en el tamaño correcto, múltiples opciones;
  • sugerencias para combinar elementos

 

Ph.: Courtesy of Zara

//La necesidad de figital hoy en día

Las demandas de compras han cambiado drásticamente en los últimos meses. Y un desafío ha sido inmediatamente evidente: el sector online de cualquier empresa no estaba listo para tal solicitud.
Una tienda fígital, como parte de la estrategia omnicanal, cambia en última instancia la oferta de productos y servicios, ya que la expectativa de los clientes y el retail físico no es el principal «punto de salida de ventas».
Toda la experiencia del cliente debe reinventarse:

  • cómo los entretenemos en su camino hacia la tienda cuando esperan en cola,
  • cómo exhibimos los productos,
  • el diseño de la tienda para permitir más espacio,
  • pero también hay que reinventar los KPI de la tienda. Partiendo de la más impacto tiene: ventas por metro cuadrado.

Después de cerrar las tiendas físicas durante algún tiempo, las marcas tuvieron que pagar alquileres altos sin ingresos. Este indicador no es realista cuando los clientes cambian la forma de comprar.

El comercio minorista ya estaba atravesando un renacimiento y necesitaba encontrar nuevas formas de expresarse para ser sostenible y adaptarse a la demanda y el comportamiento de los clientes. La pop-up figital de Zara es un buen ejemplo de previsión. Cómo un negocio puede mirar el futuro y empezar a experimentar antes de los demás.

 

//Tu turno

Aprovechar y lanzar su pop-up para experimentar con nuevos formatos. Tú también puedes ser como Zara y lanzar una pop-up figital. Puedes probar formas innovadoras de relacionarte con tu cliente, así como una nueva forma de usar el espacio.

Contácta con nosotros, ¡podemos ayudarle!

 

 

Contacta con nosotros